Cronobiografía de Antonio López García

El 6 de enero nace en Tomelloso, Castilla-La Mancha, en el seno de una familia acomodada que vive del cultivo de sus tierras y viñas. El 17 de julio comenzaría la Guerra Civil Española con el alzamiento de las fuerzas militares que dieron un golpe de Estado, que concluyó el 1 de abril de 1939 dando paso a la dictadura militar del General Francisco Franco. No obstante, su infancia en el pueblo es tranquila y feliz.

 

Es durante este año, siendo todavía un niño, cuando comienza a dibujar copiando láminas de cuadros del siglo XIX.

 

Durante el verano su tío, el pintor Antonio López Torres, le inicia en la pintura, enseñándole la importancia del natural, poniéndole delante del motivo, primero para dibujarlo y luego para pintarlo al óleo. Gracias a la intercesión de su tío, los padres de Antonio López acceden a que pese a su corta edad, 13 años, vaya en octubre a Madrid para preparar su ingreso en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando.

 

Para preparar su examen de ingreso en la Escuela de Bellas Artes  acude a diario a copiar escayolas de esculturas de la Antigüedad al Casón del Buen Retiro, donde se ubicaba el Museo de Reproducciones Artísticas y, por las tardes, a la Escuela de Artes y Oficios. En junio de 1950, a los 14 años, consigue pasar las pruebas de acceso de la Escuela de San Fernando; uno de los momentos más felices de su vida.

 

En San Fernando cursa los estudios de Bellas Artes, que finaliza en 1955, habiendo ganado varios concursos de la Escuela. Durante estos años conoció a los que son y han sido sus grandes amigos y a su mujer: Enrique Gran, Lucio Muñoz, Francisco y Julio López, Joaquín Ramo, Francisco Nieva, Amalia Avia, Isabel Quintanilla y María Moreno. Antes de concluir los estudios, en enero, participaría en una de sus primeras exposiciones colectivas organizada por la Dirección General de Bellas Artes, junto a tres de sus amigos, Lucio Muñoz y Julio y Francisco López. En mayo consigue una bolsa de viaje al ganar un concurso de la Delegación Nacional de Educación, que aprovecha para ir a recorrer Italia durante un mes con su amigo y compañero, el escultor Francisco López, durante el verano de ese mismo año.

Desde su etapa de formación comienza a buscar su lenguaje, probando con diversos recursos, siendo los de carácter surrealista los que aparecen con más frecuencia en las pinturas de su primera producción. Los paisajes de esta etapa están normalmente habitados por figuras o bodegones. Ya cultiva el tema vegetal, de carácter alegre; aunque son las figuras las protagonistas de gran parte de la obra que produce en estos años.

 

Vive entre Madrid y Tomelloso, dada la dificultad de establecerse en la capital. En diciembre de 1957 se celebra su primera exposición individual profesional en el Ateneo de Madrid: Antonio López García y su tiempo. 

 

Gana la sección Naturaleza Muerta del concurso anual de Bellas Artes de la Fundación Rodríguez Acosta de Granada con la obra En la cocina, consiguiendo una bolsa de viaje que aprovechará para conocer Grecia acompañado nuevamente de Francisco López; con quien también visitará Roma gracias a la Pensión de estudios que obtiene del Ministerio de Educación.

 

Hasta 1960 vive entre Madrid y Tomelloso, convirtiéndose ambos lugares en fondo de sus pinturas, pero a partir de ese año Madrid empieza a ser la protagonista de varias de sus pinturas, para no desaparecer ya más de su temática. En estos momentos ya ha comenzado a desarrollar su actividad escultórica, que ocuparía gran parte de su producción en los años venideros.

 

Expone de forma individual en la Galería Biosca de Madrid que dirigía por aquel entonces la que luego se convertiría en su galerista, Juana Mordó. Esta muestra, que tuvo un gran éxito entre la crítica, le dio la oportunidad de vender varias de sus obras a coleccionistas españoles.

Se casa con la pintora María Moreno.

 

Pasa a formar parte de la nómina de artistas de la Galería Juana Mordó, que se inauguró con una exposición colectiva de todos ellos el 13 de marzo. A partir de ese momento y gracias a las conexiones internacionales de la galería, participa en varias exposiciones colectivas a nivel internacional; particularmente en Estados Unidos y Alemania. En este último país surgió un interés por lo que se llamó Realismo español, lo que llevó a que hasta los años ochenta se organizaran varias muestras colectivas, muchas de las cuales incluyeron obra de Antonio López, Francisco López, Isabel Quintanilla y María Moreno.

 

Este mismo año comienza a impartir clases en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, haciéndolo durante varios cursos hasta 1969.

 

Tiene lugar su primera exposición individual en Norteamérica en la galería Neoyorquina Staempfli, que se organizó en conjunto con su galerista española, Juana Mordó. Supuso la entrada de su obra en varias colecciones del país, así como elogiosos comentarios por parte de la crítica.

 

Sus obras comienzan a depurarse de elementos surrealistas de forma paulatina, para ir adoptando un enfoque más objetivo, más cercano a la realidad. Tanto en sus pinturas como en sus dibujos aparecen los interiores desnudos de figuras, siendo las habitaciones de trabajo y los baños los que más se repiten en sus dibujos. Las figuras que representa suelen pertenecer a su entorno más íntimo, característica que no va a abandonar su obra.

 

Realiza su segunda exposición en la galería de George Staempfli, coincidiendo con el auge de las corrientes realista e hiperrealista en Estados Unidos,  con la que cosecha nuevamente entusiastas críticas.

Comienza una de sus obras escultóricas más significativas: Hombre y Mujer (Museo Reina Sofía).

 

Pasa a ser representado por la Galería Marlborough de Nueva York.

 

Expone de manera individual en Italia, en la Galería Galatea de Turín, y en Francia, en la parisina Claude Bernard.

 

Recibe el premio Ciudad de Darmstadt, Alemania. 

 

Continúa representando interiores, a los que se incorporan las ventanas vistas desde el interior, e incluso alguna figura, como en el dibujo donde representa a su tío: Casa de Antonio López Torres (1972-75). Se interesa por el hábito de comer del ser humano, lo que representa tanto en dibujos como en óleos, siendo la pintura de La cena (1971-80) una de las obras más representativas de este tema. Amplía de esta forma la temática realista, a la que aporta también una nueva visión de algunos temas como los lugares de la casa, incorporando el aseo o la cocina, pero despojados de personajes.

Durante estos años su obra también es expuesta en importantes exposiciones colectivas a nivel internacional como Contemporary Spanish Realists en la Marlborough Gallery de Londres (1973) o en Realismus und Realität en el Kunsthalle de Darmstad (1975).

 

Durante este periodo está trabajando en algunas de sus obras más importantes, especialmente algunas de las vistas de Madrid más conocidas, como Gran Vía (1974-81) o Madrid desde Torres Blancas (1974-82),  así como en las esculturas Hombre y Mujer (1968-94). Sigue trabajando en el tema de la ventana vista desde el interior, iniciando varias pinturas que representan este asunto a distintas horas del día.

 

Es galardonado con la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes y el Premio Pablo Iglesias.

La Fundación Juan March organiza su primera exposición retrospectiva en el Museo de Albacete, que despierta un gran interés.

Se le otorga el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.

 

Es uno de los tres artistas, junto a Antoni Tàpies y Eduardo Chillida, seleccionados para exponer de forma individual en Europalia 85, Bruselas, como representantes del arte contemporáneo Español. Su obra tiene gran repercusión en la prensa. 

 

Vuelve a exponer de forma individual en Nueva York, pero en esta ocasión en su galería, Marlborough Gallery –donde serán contadas las ocasiones en las que exponga-. Esta muestra se exhibirá también en la sede londinense de la galería unos meses después.

 

 

 

 

 

 

1990

 

 

 

 

 

 

1991

 

 

 

 

 

 

 

 

1992

 

 

 

 

1993

 

 

 

 

 

 

1994

 

 

 

1995

 

 

 

1998

 

 

1999

 

 

 

 

 

2001

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2004

 

 

 

 

 

 

 

2006

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2008

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2010

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2011

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2013

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2014

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2015     

 

2016

 

 

 

2017

 

 

 

 

 

 

 

 

1936

 

 

 

 

 

 

1948

 

 

 

 

 

1949

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1950

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1955

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1956-57

 

 

 

 

 

1958

 

 

 

 

 

 

 

 

1959-60

 

 

 

 

 

 

1961

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1964

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1965

 

 

 

 

 

 

 

1966-69

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1968

 

 

 

 

 

1970

 

1972

 

1974

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1970-75

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1975-1982

 

1985

 

 

 

 

 

1985

 

 

 

 

 

 

 

1986

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rueda en su propia casa El sol del membrillo a las órdenes de Víctor Erice; en la que se retrata su proceso creativo y en la que aparecen diversas personas de su entorno más íntimo: varios miembros de su familia y amigos. Esta película, que se estrena en 1992, cosecha buenas críticas y premios, entre los que destaca el Premio del Jurado del Festival de Cannes (1992).

 

Participa en Otra realidad. Compañeros en Madrid, una exposición colectiva, organizada por la Fundación Humanismo y Democracia con la colaboración de Caja Madrid, comisariada por Javier Tusell y María José Salazar,  en la que su obra se muestra junto a la de sus compañeros y amigos, tanto de la vertiente realista como abstracta y que supuso un punto de inflexión en la comprensión de la pintura figurativa realizada en Madrid desde los años cincuenta.

 

Le otorgan el Premio Tomás Francisco Prieto de la Casa de la Moneda de Madrid, al que tuvo que responder con una serie de monedas en oro, plata y bronce, escogiendo  a un hombre y a una liebre como los motivos de cada cara de las monedas.

 

En mayo de 1993 se inaugura una gran exposición antológica en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, incluyendo 170 obras, entre cuadros, esculturas y dibujos. Esta muestra supone su consagración definitiva, tanto entre el público como entre la crítica.

Es nombrado Miembro de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.

 

En la Fundación Focus Abengoa de Sevilla se organiza una exposición que indaga en su proceso creativo: Antonio López, proceso de un trabajo.

 

Es seleccionado para representar a España  en la Bienal de Venecia junto a otros artistas: Antonio Saura, Eduardo Arroyo, y Andreu Alfaro.

 

Es nombrado miembro del Real Patronato del Museo Nacional del Prado, cargo que mantendrá hasta 2009.

 

El Ayuntamiento de Valladolid le encarga junto a los escultores Francisco y Julio López Hernández una escultura monumental de los Reyes de España, que inaugurarán en 2001 en su ubicación actual: el Claustro del Patio Herreriano del Monasterio de San Benito de Valladolid.

 

Se presentan en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía las esculturas Hombre y Mujer (1968-94), acompañadas de diecinueve dibujos preparatorios, con motivo de haber ingresado todo el conjunto en la colección del museo como dación de Repsol YPF, que las había adquirido de la coleccionista  norteamericana Dorothy C. Weicker quien, a su vez, las había comprado en 1975. 

 

Es nombrado Miembro Honorario de la American Academy of Arts and Letters de Nueva York.

Este mismo año recibe otras dos distinciones: la Medalla de Honor de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander y el Premio Ciudad de Alcalá de Henares de las Artes.

 

Presenta su cuadro de mayor formato en la Asamblea de Madrid: Madrid desde la torre de bomberos de Vallecas (1990-2006), que mide más de cuatro metros de ancho. Está obra ha sido cedida en depósito a esta institución por la Fundación Especial de Caja Madrid.

En junio de este año recibe el máximo galardón de las Bellas Artes en España y Latinoamérica: el Premio Velázquez de las Artes Plásticas.

 

Se instalan en la Estación de Atocha de Madrid sus primeras esculturas públicas monumentales hechas en solitario, El Día y La Noche. Otra pareja de cabezas de bronce inspiradas en estas, Carmen despierta y Carmen dormida, se colocan en abril en el Fine Arts Museum de Boston, que las adquiere coincidiendo con la exposición individual que le dedican en paralelo a una gran muestra sobre el arte español de la Edad Moderna: El Greco to Velázquez. Art during the Reign of Philip III,  comisariada por Ronni Baer. 

 

Es premiado con la Medalla de Oro del Ayuntamiento de Madrid, ciudad que ha sabido representar con gran veracidad en sus cuadros. Recibe el Premio Penagos de Dibujo de la Fundación Mapfre.

Su escultura monumental La mujer de Coslada, encargada por el Ayuntamiento de Coslada, se inaugura en la Avenida de la Constitución de este municipio madrileño.

 

En junio, el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid inaugura una gran muestra que aúna el carácter retrospectivo al tiempo que da a conocer gran parte de la producción que había realizado en los últimos dieciocho años, desde su anterior muestra individual en Madrid, que había tenido lugar en 1993 en el Reina Sofía. La exposición organizada por el Thyssen, titulada Antonio López, viajó en octubre de 2011 al Museo de Bellas Artes de Bilbao. Esta muestra había sido largamente esperada por el público, que acude batiendo récords a visitarla. La crítica, tanto dentro como fuera de España, hace un balance muy positivo de la exposición y de las obras allí presentadas.

 

El interés que Japón siempre ha tenido por su obra fructifica en una exposición individual itinerante por tres museos de tres ciudades importantes del país: Tokio, Nagasaki e Iwate.

 

Es invitado a participar en el festival La Milanesiana de Milán, donde su obra La cena, acompañada de su dibujo preparatorio, es mostrada frente a La cena en Emaús de Caravaggio en la Pinacoteca de Brera 

En diciembre entrega el retrato de La familia de Juan Carlos I, dentro del marco de una exposición dedicada a la historia del retrato monárquico en España organizada por Patrimonio Nacional en el Palacio Real de Madrid: El retrato en las colecciones reales. De Juan de Flandes a Antonio López. Tras la exposición pasa a formar parte de la colección permanente de Patrimonio quedando instalado en sus instalaciones. 

Durante ese mismo mes, se inauguran en Vicenza, Italia, dos exposiciones en las que participa: una muestra individual dedicada a su figura –Antonio López García— y una gran exposición colectiva dedicada a la noche –Tutankhamon, Caravaggio, Van Gogh. La será e i notturni dagli Egizi al Novecento—, con obras de grandes artistas internacionales de siglos pasados y contemporáneos, entre los que están Zurbarán, Van Gogh, Rothko o Francis Bacon, .

 

Expone de manera individual en la Sala Robayera de Miengo, Cantabria durante el mes de agosto. En octubre se presenta una selección de sus últimas piezas combinadas con algunas obras de etapas anteriores en la Galería Marborough de Barcelona en el marco del Barcelona Gallery  Weekend.

 

Durante los meses de febrero y mayo, el Museo Thyssen de Madrid dedica una exposición al grupo de artistas que han practicado un arte realista, o Nueva Figuración, desde los años cincuenta del pasado siglo en dicha ciudad. Se trata de parte del grupo de amigos y compañeros que Antonio López conoció durante sus años de formación: Francisco y Julio López, Isabel Quintanilla, Amalia Avia, María Moreno y Esperanza Parada. Obras de todos ellos, así como de Antonio, se ven juntas permitiendo su comparación en el contexto de sus dilatadas carreras, exponiendo así tanto sus puntos de conexión como sus diferencias estilísticas y técnicas.

El museo Carmen Thyssen de Málaga presenta en abril la muestra La esencia de lo real, en la que se explora la historia del arte realista en España, desde el siglo  XVII hasta nuestros días, prestando especial atención al último medio siglo.

En junio, el Reial Cercle Artístic de Barcelona le hace entrega de la Medalla de Oro como reconocimiento a su carrera y méritos artísticos.

En septiembre de este mismo año, Antonio López presenta su primer libro de artista: Cuerpos y flores, realizado por la editorial Artika, donde ambos temas se abordan e ilustran a lo largo de toda su trayectoria.

En octubre la Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. le nombra Académico de Honor.

Inicia en Praga la itinerancia de la exposición La poética de la abstracción y la figuración por varios Institutos Cervantes euroeos y en la que Antonio participa con dos obras.

 

Beatriz Hidalgo Caldas

 

Pintura de Antonio López, Madrid desde Capitán Haya
Pintura de Antonio López, Rosas de Ávila
 

© 2016 Estudio de Antonio López creada por Beatriz Hidalgo.